martes, 11 de mayo de 2010

Un Bebé en el Utero de su madre se Aferra a la Vida!!!


Les presento esta bella historia que nos demuestra como un Bebé en el vientre de su madre toma de la mano a un cirujano,como si le Agradeciera el que lo opere cuando aún No a nacido, Salvándole así su vida.
Vean éste artículo,y Emocionense como le sucedió a éste Doctor,al ver como un nonacido siente el momento en que le Salvan ..o en caso contrario, en el que sin misericordia ..lo Matan!!!

Pueden clikear en el nombre del fotógrafo que les llevará a su pag.web,para que vean las diapositivas de tan bello momento.


Foto Tomada por Michael Clancy

Esta foto conmovió al mundo en el año 1999, fecha en la cual fue tomada y salió a luz pública. En ella se puede observar que la diminuta mano de un feto de 21 semanas sale del útero de la madre para agarrar el dedo del cirujano. Fue tomada durante un desarrollo medico para controlar los efectos de la "espina bífida". La operación se hizo en el propio útero materno para salvar al bebé, hoy llamado Samuel Armas, uno de los pacientes más jóvenes de la historia médica, de un serio daño cerebral.


Este Bebé sufría entonces de espina bífida, la cual deja expuesta parte de la espina dorsal por falla en el desarrollo de la columna vertebral. La operación se hizo para cerrar la abertura protegiendo así a la espina y con eso al eje de las comunicaciones de señales nerviosas al cerebro del feto.


Para la operación tuvieron que diseñar instrumentos especiales pues las suturas usadas para el cerramiento eran de un tamaño inferior al espesor de un cabello humano.


Fue a través de un barrido por ultrasonido que se observó que el feto se estaba desarrollando en mala posición dentro del útero. Su cerebro estaba deformado y su espina se estaba saliendo de la columna deformada. Sus padres, Julie y Alex, un ingeniero aeronáutico, estaban desolados y estuvieron a punto de decidirse por abortar la preñez, lo que era legalmente permitido en Georgia, Estados Unidos, donde residían. No obstante, esa no era una buena opción para ambos, profundamente religiosos.


En su desesperación, la madre de Julie recurrió a la Internet y encontró un sitio que hablaba de cirugía de avanzada por un equipo de la Universidad Vanderbilt en Nashville, Tenneessee, con resultados todavía no certificados por las revistas médicas. Los médicos de la pareja se pusieron en contacto con el Dr. Joseph Bruner, al que pertenece el dedo que agarra el bebe, comenzando una carrera contra el tiempo. En efecto, la espina bífida puede conducir a condiciones que causan serios daños cerebrales y dado que esa condición no estaba aún presente en el Bebé había que actuar rápido.


La teoría médica era que prevenir el desorden antes de que el bebé naciera aumentaba las oportunidades de que no sufriera daño cerebral serio. La espina bífida no se cura pero sí puede intentar limitar significativamente el posible daño ulterior. La intervención era considerada de alto riesgo y despertó controversias pues rompe el principio medico que afirma que el riesgo no debe ser superior a los beneficios.


La ciencia médica además no puede actualmente asegurar mantener vivo a un feto de 21 semanas fuera del útero materno. Durante la operación, el equipo permaneció aparentemente tranquilo, El Dr. Bruner y el pediatra Noel Tullpant hablaron del tiempo durante el transcurso de la operación. Al cabo de una hora, el útero era colocado nuevamente en su lugar. "Hermoso" dijo uno de los técnicos y el alivio recorrió la sala de cirugía. Julie retornó al hogar pocos días después y se pronosticó su nacimiento para el día 28 de Diciembre.


Samuel llegó al mundo el día 2 de Diciembre a las 6:25 PM pesando poco menos de 3 kilos y midiendo 52 centímetros. Nació a las 36 semanas pero vino al mundo llorando. No tuvo que pasar demasiado tiempo en la unidad prenatal y ambos, madre e hijo, estuvieron en su casa el día 6 de Diciembre. Después de analizar su cerebro con ultrasonido, el neurocirujano de Samuel se mostró muy optimista sobre su evolución, no presentando malformaciones ni hidrocefalia.


La foto anterior es muy sorprendente y conmovedora, el hecho de que el bebé de solo 21 semanas haya podido tomar el dedo del cirujano es milagroso y hermoso, como si quisiera demostrar su agradecimiento por haber salvado su vida antes de nacer. La imagen ha sido tan impactante que ha sido tomada en algunos países como la imagen en las campañas contra el aborto, ya que representa el respeto y derecho a la vida de todo ser humano desde el mismo momento de la concepción. Sin duda que las fotos tomadas en la operación de Samuel, seguirán impactando al mundo y creando mucha conciencia, como el bebé que ha sido considerado pro-vida.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Es increible como siendo tan pequeñitos pueden sentir lo que pasa en su entorno, un bello gesto de agradecimiento a quien salvo su vida..... hermosa imagen

Anónimo dijo...

lo mas bello que nos puede dar dios es el regalo de ser padres es lo mas hermoso de este mundo sentir y ver a tu hijo que viene de ti verlo formarce crecer reir moverse tanto cuando aun no han nacido un hijo
es lo mas hermaso de la vida...

Anónimo dijo...

hermosa imagen como un bebito tan pequeñito se sujeto a la mano del dr impactante me hizo llorar me hace pensar en muchas cosa algun dia mi esposo y yo seremos padres y ojala sea prontobendiciones